jueves, 3 de enero de 2008

Año nuevo alucinante


Después de años volví a uno de mis parajes favoritos: la laguna de mi tío Mandy en Yotau. Obviamente la pasé alucinante. Estuve con mi familia, mis dos hermanos estaban ahí (viven en Estados Unidos), mi abuela, un montón de tíos y primos. Llovió a cántaros, agarré y ordeñe una yoperojobobo (víbora venenosa), pesqué una de las pirañas más grandes que he pescado en mi vida, hice ski acuático, nadé, bebí, bailé, tomé un fricasé que estaba la tuti, comí unas pirañas fritas en manteca de cerdo (la retuti), sin celular, sin tele, sin periódicos, desconectado del mundo por cuatro días en el paraíso terrenal. Pa’ que más la vida.

3 comentarios:

ocoro dijo...

relamente alucinante tu año nuevo.. es un lugar muy lindo que hace muuucho no visito,las pirañas son deliciosas....saludos

Matilde dijo...

Me parece alucinante..nada como estar en contacto con la naturaleza y disfrutar de los tuyos.

Yo también pasé un año nuevo estupendo, en un pueblo que huele a leña y esquiando por el gran demonio blanco.

Saludos y salud!

CaM! dijo...

que lindo chavis......el proximo año vamos......no hay nadamas lindo q estar con la familia y sacandole el veneno a las viboritas ;)