viernes, 19 de octubre de 2007

La fuerza cruceña

Javier Paz García
El Gobierno del MAS intentó otra vez probar a Santa Cruz, ver hasta donde podían llegar y descubrieron que ellos acá no pueden llegar lejos. La toma de Viru Viru les duró un día y hasta las 11 de la mañana de 19 de octubre, no había ni un solo paco en el aeropuerto. El Gobierno seguramente pensó que porque había traído 7000 indígenas y otros tantos militares para el 7 de agosto y no había pasado nada, sucedería lo mismo con la militarización de Viru Viru. El gobierno seguramente pensó que nos temblaron las tabas después de escuchar al “macaco mayor” amenazarnos con crear un Vietnam de las ametralladoras. Pues quedaron con los crespos hechos y se quedan nomás sin el aeropuerto por donde llegan los militares venezolanos que traen quien sabe qué (serán las metralletas que nos prometieron). Sería bueno decirles a Chávez y a su aprendiz Evo Morales que Bolivia no es Venezuela y que aquí esas estrategias de dictadorcillo no van a funcionar, precisamente porque existe un pueblo cruceño que no se va a dejar.
En esto radica la fuerza del cruceño, en su unidad y su convicción, en su apego al Estado de Derecho y a la paz. El viernes marchó una masa humana, marchó todo un pueblo, pero de forma pacífica e incluso con alegría. Y el pueblo le mostró a Chávez y a Morales que a nosotros nos respetan o nos hacemos respetar. Le demostramos a Morales que su legítimo derecho a gobernar Bolivia no le da el derecho a atropellar en Bolivia y que si lo que quiere es atropellar, es mejor que se vaya a Caracas y le pida a su Comandante que lo nombre vicepresidente… de Venezuela.
El pueblo cruceño recibió una afrenta con la militarización, la gasificación, los palos y la violencia y nosotros le devolvimos la afrenta con convicción, civismo y movilización pacífica. Esto hay que recalcarlo, mientras el pueblo cruceño camine del lado de la verdad y use métodos de lucha pacíficos y legales, ni Evo Morales ni Hugo Chávez podrán ganarnos la batalla.
El 19 de octubre el pueblo marchó, cantó y bailó en Viru-Viru. Un señor que vendía refrigerios decía “vendo agua mineral…carajo”, lo que causaba la risa de los oyentes y hacía que sus ventas aumenten, Percy Fernández saludaba a sus amigos en pleno discurso y nos entretenía con su carácter jovial; la verde, blanco y verde flameaba gigante sobre el aeropuerto con la frase “si la querés defendela”, la gente gritaba autonomía y le cantaba a Evo cosas que seguramente no deben ser de su agrado, un papá sostenía una sombrilla en un brazo y a su hijita en el otro, mientras que la niña flameaba una bandera cruceña (tuve que tomarles una foto), el calor mataba, los picoleceros hicieron su agosto y yo me insolé los brazos (voy a cancelar mis sesiones de cama solar). Y a toda esta alegría un amigo me dijo algo muy cierto, si esta marcha hubiera sido en El Alto, los aviones estarían incendiados y boca arriba (no se como, pero se darían modo para volcar un avión), los vidrios rotos, oficinas destrozadas, etc. Pero los cruceños somos alegres, fiesteros y nos gusta construir, no destruir. Aquí producimos y generamos el 30% del PIB nacional, aquí sembramos la semilla que alimenta a toda la nación. Y de aquí irradiamos la fuerza y la convicción de luchar por la justicia, por la democracia, por la autonomía y por la paz. ¡Arriba cruceños hagamos historia!
Santa Cruz de la Sierra, 19/10/07
El Deber, 23/10/07

2 comentarios:

Fuzzy dijo...

Yo estuve el jueves y el viernes en Viru Viru y te digo que lo del jueves no fue una tasa de leche. Nos agredieron sin motivo alguno. La no destrucción del material no fue por conciencia de la gente sino porque hubo control e incluso amague de enfrentamiento entre los mismos de la marcha. Se le puso coto al gobierno, se destapo la careta de democracia y se mostro la cara de fascista de este gobierno... esas son las cosas positivas de todo esto.

Un abrazo

Javier Paz dijo...

La careta de democracia la perdieron hace mucho tiempo, en Cochabamba por ejemplo.
Como vos decis, se le puso coto a este gobierno.

Saludos.