viernes, 7 de septiembre de 2007

Carta de una amiga venezolana (fragmento)

Hola Javier, muy contenta de saber que estas bien.
Por aquí [Estados Unidos] todo bien, no así en Venezuela, mis suegros están pasando momentos duros. Ellos tienen que tomar decisiones que no quieren gracias al gobierno, como sabrás la reforma constitucional va ha ir a referéndum en diciembre y es seguro que se apruebe ya que el sistema esta amañado.
En fin, el cuento es que se plantean otras formas de propiedad (social, comunal, etc.) que lo que pretenden es expropiar, ya el mismo Chávez a dicho en reiteradas ocasiones que el que tiene mas de dos apartamentos en un edificio deberá entregar uno, como nosotros los vemos este es el comienzo, después vendrá el que tenga mas de uno en el mismo edificio y luego el que tenga mas de una propiedad en cualquier parte, y ve a saber cuando paren.
Nosotros hemos insistido con ellos de que vendan [sus ahorros de toda la vida los invirtieron en 4 apartamentos, ellos viven en 1 y reciben rentas de los otros 3 con los cuales se mantienen], al menos dos apartamentos, y se queden con el que tienen y uno para alquilar, y saquen el dinero para fuera aunque sea a dólar del mercado negro, dada las circunstancias no se pueden tener todos los huevos en una misma cesta.
Pero para ellos es difícil como sabes la gente mayor tiene apegos, y es muy difícil que acepten cambiar fácilmente, peor aun, como muchos venezolanos todavía creen que eso no puede pasar en Venezuela (por su tradición democrática) y que en algún momento esa pesadilla va ha terminar. Yo no lo creo así, como yo lo veo aun cuando exista en el futuro alguien que lo saque del poder, los daños hechos van a tomar años en repararse, los chavistas están armados y dispuestos a matar, así que, en el mejor escenario, Venezuela entraría en una guerra civil. Y mis suegros no están en edad de levantarse otra vez, así que creo que lo mejor es que estén preparados para salir del país en cualquier momento.
En fin, en Venezuela, viven bajo una incertidumbre tremenda y el tema tiene a la gente agotada, porque no saben que hacer. Yo me mantengo informada de lo que esta pasando en Bolivia, y me alegro mucho de los reveses que sufre su presidente, aunque me sigue preocupando mucho la situación. Países como los nuestros donde hay tanta ignorancia es caldo de cultivo para estos locos prometiendo cambios...
Cambiando de tema, mi cumple es el XXX y para entonces ya estaré próxima a tener mi bebe.
Bueno Javiercito, espero que este bien y no pierda la garra.
Un abrazo

6 comentarios:

Andrés Pucci dijo...

mierda, no tengo otra palabra para expresar la rabia, frustración e impotencia ante lo que leo.

Quieres paz, prepárate para la guerra

E dijo...

Que panorma mas desolador. Espero que en Bolivia seamos capaces de oponernos a dictamenes dictatoriales disfrazados de luchas sociales y de reinvindicacion.
Saludos.

Metáfora dijo...

Preocupa el escenario, las palabras y la incertidumbre. ¿Como ponerle cordura a la irracionalidad en pleno Siglo XXI? ¡ Que dificil es constatar que la humanidad no ha podido superar sus taras !

Julio Aliaga Lairana dijo...

Hay dos proyectos que van a medir fuerzas en América del Sur los próximos años. Cada uno de ellos tiene seguidores y detractores. Si queremos salir de esta bien parados tendremos que lograr una síntesis entre dos conceptos de democracia diferentes. Les pasa igual a los venezolanos y ya llevan muchos años sin resolverlo.

Javier Paz dijo...

Julio aliaga lairana:
No concuerdo con vos. En líneas generales podemos decir que existen dos proyectos, en eso concuerdo con vos, pero difícilmente podemos hablar de dos conceptos de democracia. En Venezuela ya no existe democracia. Es verdad que Chávez ha llegado al poder democráticamente y que tiene bastante apoyo popular, pero la democracia también exige contrapesos y límites al poder, algo que claramente no existe en Venezuela. Para darte un dato, el actual vicepresidente de Venezuela, Jorge Rodríguez fue presidente de la Corte Electoral en las últimas elecciones. Eso te da la pauta del estado de la democracia venezolana.
En Bolivia hay una clara intención del partido de gobierno de debilitar la institucionalidad democrática y concentrar el poder. Todavía somos un país democrático, pero ¿hasta cuando? Si del Gobierno dependiera, ya se habría acabado hace mucho tiempo.

Metáfora:
A veces pienso que la Historia no avanza, solo gira.

Don Juan de Sarco dijo...

Es muy preocupante lo que pasa en Venezuela, acá por el momento todavía hay oposición (y no me refiero a partidos políticos).

Saludos y gracias por el link.